Ahorra tiempo y dinero, date el capricho de cenar por tu ciudad

¿Para qué cenar en casa si puedes ir a un restaurante y ahorrar tiempo? Para mí salir a cenar a un restaurante más que un capricho, que también lo es no nos vamos a engañar, es una manera inteligente de ahorrar tiempo y hasta dinero en algunos casos. Y es que llegar a casa después de un duro día de trabajo y tener que ponerte a cocinar pudiendo ir al restaurante de la esquina es una pérdida de tiempo.

Por eso mi familia y yo nos hemos vuelto asiduos a un restaurante muy cercano, Casa Carmen Sevilla, donde solemos ir a cenar con mucha frecuencia. Lo mejor es que en este restaurante puedes degustar desde platos típicos que hace mi madre como paella o gazpacho hasta fusiones culinarias con otros estilos gastronómicos. ¡Ah! Y tienen un menú infantil para que los más pequeños de la casa no se queden sin cenar.

Así no tenemos que perder tiempo cocinando y podemos dedicárselo a lo verdaderamente importante: disfrutar de nuestra familia con la excusa de salir a cenar a un restaurante. Ese para mí es el gran aliciente de decidir cenar fuera de casa.