Ayuda a tus pequeños a dominar los trastornos emocionales

Tener hijos es complicado. Su crianza, su cuidado, su educación, todo!!! Aunque parezca que los niños no pasan por problemas, que son siempre felices, que no atraviesan situaciones de estrés, miedo o ansiedad, pues sucede lo contrario. La psicología infantil ha demostrado que los pequeños pueden sufrir diversos trastornos emocionales.

Todos los niños se comportan mal en determinados momentos, pero hay otros niños que pueden presentar problemas de comportamiento temporales debido al estrés. ¿La causa? El nacimiento de un hermanito, divorcio de los padres, la muerte de un miembro cercano de la familia, etc. Sin embargo, los trastornos de la conducta son problemas más serios, pues comprenden un patrón de conductas hostil o agresivo que se extiende más de seis meses y que no responde a la edad del niño.

Debes disparar tu alarma ante estos síntomas:

– Dañar o amenazar a otras personas, mascotas o a sí mismos

– Mentir o robar

– No tener buen rendimiento escolar o no ir a clases

– Comenzar a fumar, beber, consumir drogas o tener sexo prematuramente

– Dañar o destruir las pertenencias ajenas

– Rabietas y discusiones frecuentes