Pasea por Sevilla y descansa cenando con vistas de la Torre de la Plata

Sevilla es una ciudad para pasear. Su centro histórico está repleto de callejones que esconden muchos secretos y que vale la pena conocer. Sin embargo, es cierto que cuando ya llevamos un tiempo caminando y recorriendo calles necesitamos tomar un descanso para reponer fuerzas.

Al menos esto es lo que me pasó a mí en mi último viaje a la capital hispalense. Después de horas caminando lo único que quería era encontrar un restaurante en Sevilla en el que pudiera sentarme y degustar algunos de sus platos más típicos, aprovechando claro.

Fue así como conocí Casa Carmen Sevilla, un restaurante con unas magníficas vistas en pleno centro histórico de la ciudad en el que puedes descansar y disfrutar de buena gastronomía.

Desde su terraza interior puedes observar y maravillarte con la belleza de la Torre de la Plata de Sevilla, una torre octogonal del siglo XIII, localizada en la calle Santander, que antiguamente se encargaba de unir la muralla de la ciudad a la Torre del Oro.

Creo que ni adrede hubiera podido dar con un restaurante mejor para parar a descansar. Lo mejor es que como está en el centro, en cuanto acabas de comer o de cenar, puedes continuar tu ruta y seguir paseando por Sevilla.